Saltar al contenido

Cómo dejar de ser precoz ?

Si sientes que estás frustrado por no aguantar en la cama todo lo que deberías, quiero que lo tomes con calma a partir de ahora, porque te enseñaré cómo dejar de ser precoz con técnicas que yo mismo he probado. Te aseguro que te encantará ver la cara de satisfacción de tu pareja en cuanto lo consigas.

como dejar de ser precoz rapido sencillo y rapido

A continuación, te muestro 10 de mis mejores técnicas para dejar de ser eyaculador precoz. Si quieres ampliar más esta información, también puedes leer estos 7 tips comprobados para evitar la eyaculación precoz naturalmente.

1. Mide cuánto tiempo duras

tiempo que logras durar en la cama

Vas a empezar cronometrando cuánto tiempo aguantas antes de eyacular.

Si encuentras alguna manera de hacerlo mientras estás con tu chica, sería fantástico. Pero si no, puedes hacerlo en una sesión de masturbación, tratando de que tanto tu excitación como tu sensación sean similares a cuando estás con ella.

Ese va a ser tu punto de partida, y a partir de ese tiempo irás viendo tu progreso con las siguientes técnicas. Te recomiendo que anotes la fecha, y al lado, el tiempo de duración antes del orgasmo.

Así tendrás un control ordenado, pero sobre todo, te motivarás al ver cómo vas dejando de ser precoz.

2. Alimentación correcta

No subestimes el poder de una alimentación adecuada, eres lo que comes.

Si quieres dejar de ser eyaculador precoz, debes incluir alimentos que relajen tu sistema nervioso, estimulen la circulación, fomenten la producción de testosterona, serotonina y reduzcan los niveles de cortisol.

Entre los más destacables están:

  • La avena
  • Arándanos
  • Bananos
  • Pasiflora
  • Aguacate
  • Kiwi
  • Melón
  • Naranja
  • Remolacha
  • Sandía
  • Manzanilla
  • Guayaba
  • Papaya

También debes reducir el consumo de grasas saturadas o trans, ya que afectan directamente la salud cardiovascular.

CTA Maestro del Orgasmo

3. Evita los excesos

excesos de tabaco y alcohol que provocan eyaculacion precoz

Tanto el cigarrillo como el alcohol en exceso son uno de los principales causantes de eyaculación prematura en el hombre. Evitar los excesos no solo te ayudará a mejorar tus tiempos en la cama, sino a tener una mejor calidad de vida en general.

El estrés también es un factor común entre los eyaculadores precoces. Cuando estás estresado tu cuerpo busca liberar esa tensión de diferentes formas. Puede ser gritando, en un arranque de ira, pateando “algo”, golpeando el móvil contra la pared, o eyaculando antes de tiempo.

En todos los casos sales perdiendo. Por lo tanto, reduce tus niveles de estrés evitando dejar las cosas para última hora, planificando, y tomando la vida con más calma.

4. Respiración controlada antes y durante el sexo

Una correcta técnica respiratoria antes del sexo te permite reducir la ansiedad sexual, te relaja, oxigena la sangre, y te ayuda a enfocarte en el acto sexual.

Antes de empezar, inhala lentamente tratando de tardar unos 10 segundos en llenar tus pulmones. Mantén el aire durante un segundo y luego exhala lentamente por otros 10 segundos. En todo momento debes estar tranquilo y debes sentir como tus músculos y tu mente se relajan.

Durante el sexo también debes controlar tu respiración. La inhalación será más breve, de unos 8 segundos aproximadamente. Ahora no vas a mantener el aire, lo debes expulsar de inmediato, pero sin prisa. Procura hacerlo en un lapso de 6 segundos.

El objetivo de esta técnica respiratoria es que te relajes lo máximo posible. Si estás estresado o tenso, eyacularás prematuramente. Pero con una correcta respiración podrás aguantar por más tiempo.

5. Kegel

practicando con kegel

Arnold Kegel fue un ginecólogo que invento el perineómetro y los ejercicios de Kegel. Una serie de contracciones vaginales que ayudaban a las mujeres a recuperar su estrechez luego de un parto.

Posteriormente sus ejercicios se fueron adaptando a otras necesidades como la disfunción eréctil masculina. Y actualmente también se los usa para controlar la eyaculación precoz.

Para ejercitarte con Kegel, antes que nada, debes ubicar tu músculo PC. Este es el músculo que usas cuando cortas el flujo de orina.

Te recomiendo que realices 30 Kegels (contracciones) dejando 1 segundo entre cada una. Cuando contraigas tu músculo procura aguantar mínimo 5 segundos. Cuando tengas más práctica deberás incrementar ese tiempo hasta 10 segundos.

La ventaja de estos ejercicios es que los puedes realizar mientras estás sentado o acostado. Nadie sabrás que te estás ejercitando.

6. Practica solo

Puede que te hayan dicho que la masturbación es mala porque te puede volver precoz. Y es cierto, si te masturbas y acabas rápido, acostumbrarás a tu cuerpo a eso.

Lo que debes hacer es masturbarte más despacio, al mismo ritmo que penetrarías a tu chica. Cuando estés llegando al punto de no retorno, baja la intensidad, para un momento y luego continúa.

Lo que quieres conseguir es retardar lo más que puedas la eyaculación. Mira el cronómetro y solo permítete eyacular cuando hayas pasado tu límite. Con eso estarás mejor preparado para tu próximo encuentro.

7. Eyacula antes del encuentro sexual

masturbacion antes de tener relaciones

Esta técnica es más una salida rápida para cuando vas a tener sexo y no te sientes muy seguro aún.

Solo debes masturbarte aproximadamente una hora antes de tener relaciones. Con eso consigues que tu segundo orgasmo dure mucho más que el primero. Según mi experiencia puedes fácilmente doblar el tiempo del primer orgasmo. Si normalmente tardas 10 minutos en terminar, ahora podrás hacerlo en 30, o más.

Esta técnica no es recomendada si sufres de disfunción eréctil, pues puede que tu pene no esté listo a tiempo para su segundo round.

8. Detente y empieza de nuevo

Este es otro truco de cajón, pero que funciona muy bien para alargar el tiempo en la cama. Para esto debes parar cuando sientas que estás llegando al punto de no retorno.

El punto de no retorno es cuando sientes ese subidón que desemboca en el orgasmo, el clímax del sexo. La idea es que cuando sientas que estás llegando a ese punto, pares. Aprieta tu glande durante unos 5 segundos máximo, y vuelves a lo que estabas.

Así perderás la sensibilidad en tu glande por un momento y vaciarás tu pene de sangre. Todo eso te permitirá ganar varios minutos más de sexo. Lo mejor de todo es que no debe ser tan obvio, solo pídele que cambien de posición, y mientras lo hace, tu realiza este truco.

9. Practica las posiciones que te favorezcan

posiciones y posturas para evitar eyacular antes de tiempo

Tienes al kamasutra completo a tu disposición, solo debes elegir las posiciones en las que más tiempo puedas durar.

La idea básica es, o bien hacerlo en una posición en la que no te excites al máximo, o una en la que tu pene no se llene tanto de sangre.

Por ejemplo, la posición de perrito es una de las preferidas por nosotros. Pero lo es justamente porque obtienes tanto estímulo, tanto visual como en tu pene, que es perfecta para el sprint final.

No te la recomiendo para iniciar, solo te hará acabar enseguida. En vez de eso puede probar que ella se siente encima de ti. Así la sangre no fluirá con tanta facilidad hacia tu glande y demorarás un poco más en llegar al orgasmo.

10. Cambia de posturas

Ya que encuentres las posiciones que más te hagan durar, úsalas cada vez que tengas sexo. Un truco excelente es cambiar de posiciones sin quedarse enraizado en alguna.

Este es un error común en los eyaculadores precoces. Te gustó una posición y no te mueves de ahí hasta que acabas, después de 5 minutos.

Ten en cuenta que cada que cambies de posición serán unos segundos valiosos en los que tu pene no recibirá estímulo. Eso se traduce en más tiempo en la cama.

Si combinas el cambio de posiciones con la técnica de parar y continuar, te garantizo que durarás varios minutos más.

Cómo dejar de ser precoz ?
5 (100%) 3 votos